sábado, octubre 20, 2012

El perdón

Me encontré con este texto en un grupo de Facebook, les recomiendo leerlo ya que es muy interesante lo que dice, espero que les cobre sentido a ustedes como a mí: _______________________________________  

EL PERDÓN
Si estás pensando en tu crecimiento personal con un propósito en mente tendrás que aprender a perdonarte y como perdonar, para así poder progresar.

Espera, antes de empezar a buscar excusas para no utilizar el perdón, como una sanación interior, te voy a poner un ejemplo: ¿Recuerdas cuando aprendiste a andar en bicicleta?


Estoy seguro de que no fue subiendo en la bicicleta la primera vez y de repente ya sabias como.

En vez de eso, te caíste, probablemente unas cuantas veces hasta que aprendiste a mantener el equilibrio y a pedalear al mismo tiempo.

Una vez que dominaste el equilibrio, posiblemente tuviste que perfeccionar como manejar el manubrio para dar vuelta en las esquinas o maniobrar sin caerte.

Por supuesto, la mayoría de las personas no consideran el perdón un requisito para aprender a andar en bicicleta, pero sin el perdón no lo hubieras conseguido.

¿Qué hubiera pasado si la primera vez que te caíste de la bicicleta, te hubieras dicho a ti mismo “eres un perdedor que no tiene coordinación” y no hubieras insistido nuevamente?

La verdad es una situación un poco ridícula, lo sé.

Pero a donde quiero llegar es que no lo hiciste, y la razón es muy sencilla y se basa en algo muy simple que te perdonaste el error, aprendiste, tomaste precaución y continuaste probando.

Toma conciencia que a la hora de aprender una nueva habilidad no vas a hacerlo bien a la primera, y si lo haces bien, enhorabuena, pero no es lo más usual.

Si sabes que vas a cometer errores ¿por qué no estar dispuesto a perdonarte esos errores durante el aprendizaje como cuando aprendiste a andar en bicicleta?

El hecho de perdonarte los errores hará que comprendas porque los cometiste y te mantendrá mucho más positivo.

La mayoría de nosotros, incluidos tu y yo somos mucho más duros con nosotros mismos que con otros, y tendemos a mantener más tiempo los rencores hacia nosotros que hacia los demás.

Si perdono a los demás con facilidad por no ser perfectos y no hacerlo bien la primera vez, yo me perdonaré del mismo modo y me permitiré continuar y progresar.

Si no perdono los errores que los demás cometen yo tampoco podré perdonarme los míos, obstaculizaré mi crecimiento y continuaré viviendo donde me encuentro ahora sin obtener ningún progreso.

Así que hay que saber perdonar.

Todo el mundo comete errores por que somos seres humanos.

Así que si te gusta el crecimiento personal aprender a perdonarte a ti mismo.

El pasado no se puede deshacer pero si puedes cambiar como tú te sientes al respecto.

Perdonar no significa olvidar sino que significa: aprender y soltar para así poder continuar creciendo.

El perdón, deshace la rigidez que te ata a tu pasado infeliz y si estamos enfocados en el pasado, nuestro presente estará impregnado de más pasado y por eso no avanzaremos.

El perdonarte a ti y a otros sólo te traerá beneficios a ti.

Tu perdón no puede influir en un cambio en el comportamiento de los demás, pero es que no se trata de ellos sino que se trata de ti.

El perdón es el camino a tu propia curación ya que tu eres el único que dirige tu vida y tu ser.

Es hora de ejercer tu poder personal , tu derecho a elegir a sentirse mejor acerca de quién eres, tu derecho a procesar su pasado en tu beneficio y seguir adelante con tu vida.

El perdonarte a ti y a otros es un acto íntimo que tiene que ver con tu mente.

No se trata de ir delante de otros y perdonarlos o pedir perdón en su presencia, se pude hacer pero no es necesario.

Cuando empieces a hacerlo verás lo fácil que es sentirse bien durante todo el día y durante todos los días.

Existen 3 niveles de perdón según su dificultad de acceso:

Perdonar a los demás.

Al perdonar a los demás primero podemos acceder más fácilmente a los demás niveles.

Aquí entrarían desconocidos, amigos, familiares, vecinos, colegas , empleados …
Una vez que te des cuenta de lo bien que te sientes al perdonar, esto te inspirará a perdonar a todos lo más que puedas.

Auto-Perdón.
Aquí , empiezas desde que naciste, pasando por los tres años de edad, los cinco años, los diez años, adolescente , 20 años,etc… y hasta llegar a tu edad actual, perdónate sobre la marcha de forma profundo en todo lo que creas conveniente.
Una vez que llegues a tu edad actual, perdónate de igual manera durante el resto de tu vida .

Recuerda que los seres humanos son imperfectos, nadie es perfecto así que se te permite cometer errores y aprender de ellos y el perdón es un método óptimo para procesar tus aprendizajes.

Recibir el perdón de los demás.

En la intimidad de tu propia mente , visualiza pedir disculpas a la gente que has daño y haz que acepten tus disculpas.

Ver como te perdonan y recibe la limpieza de ese perdón.

Después, con algunas personas , puedes optar por pedir disculpas en realidad a ellos en persona pero no es necesario.

Hay pocas personas en el mundo que no aceptan disculpas.

Es por eso que es mejor que proceses todas sus disculpas en el ojo de tu mente para que obtengas el beneficio emocional de haber pedido disculpas y que hayan sido aceptadas independientemente de que sean aceptadas en la vida real o no.

Con estos tres niveles podrás liberarte de la carga de tu pasado de una manera progresiva.

A veces según que personas es más complicado el perdonar todo lo que ocurrió, se puede conseguir pero ten en cuenta que tendrás que hacerlo en varios intentos y cada vez conseguir un poco más hasta que este todo perdonado al 100%.

La determinación de perdonar a una persona no depende de la gravedad de aquello que te hizo o de aquello que ocurrió sino que depende de la capacidad que tengas de amar a esa persona... Luis Hdez. C.S.E.® Master

1 comentario:

Anónimo dijo...

la idea es recuperar la ingenuidad del niño? cuando la frustración duraba poco?