domingo, septiembre 16, 2012

Septiembre

A veces me detengo a pensar en como llegué hasta acá, hace un año no encontraba solución, me sentía atrapado en el tiempo, sin tener algo por lo que luchar, con muchas ganas de hacer lo que más me gusta. Eso me agobió por casi un año, hasta que surgió una idea y un nuevo sueño, era lo que siempre había buscado solamentente que no me atrevía a actuar por miedo e indecisión. Todo ocurrió muy rápido. Todavía recuerdo cuando me llamaron del hospital y del sueño que había tenido unos días antes, anticipando todo lo que iba a pasar. Simplemente ocurrió. Luego de cortar la llamada quedé inmovil, lo había logrado, a ojos de otra persona hubiera parecido solo una noticia más. Pero yo sabía era el inicio de una gran carrera y un giro de 100º en mi vida. El tren pasó solo una vez y no dudé en tomarlo. Pero no fue tan fácil. Tuve que sufrir varias cosas detalladas en el post anterior. Gracias a la gente que me apoyó desde un principio, mi familia y amigos, los que siempre están y los que dejaron de estar en este último tiempo también. Nunca es tarde para ser quién siempre quisiste ser.

1 comentario:

Anónimo dijo...

"Nunca es tarde para ser quién siempre quisiste ser.". sos lo mas!