lunes, agosto 22, 2011

Tales don't tell themselves

Cuando miro la pantalla en blanco de mi blog y estoy como 10 minutos sin saber que poner, me dan ganas de expresar muchas cosas, pero lamentablemente no nací con esa capacidad de escritor de poner las palabras justas. Tampoco me gusta escribir cosas que sé que a nadie le interesaría leer, como los que escriben porque su teclado trajo teclas.

Tampoco sé que es lo que le gustaría leer a uno en un blog, a mí simplemente me gusta leer cuentos o historias, no importa si son ficticias o reales, en mi caso son basados en hechos reales.



Además, ¿de qué sirve escribir todo en un cuaderno y guardárselo para sí mismo?

2 comentarios:

Magui Sánchez dijo...

¿de qué sirve escribir todo en un cuaderno y guardárselo para sí mismo?
cierto, mejor compartirlo. Estaba de pasada (:

Nicolás dijo...

A veces hace falta práctica, conocimiento en la práctica. Conocer como te gusta escribir, como te gusta cambiar tu forma de escribir en el camino. El porque es un manojo de opciones muy variado y personal.