viernes, junio 19, 2009

no, no, no

No, aunque me pase el resto de mi vida llorando no voy a buscarte más, porque cada rechazo de tu parte me abre más la herida, aunque camine de hoy en adelante de rodillas, no me verás suplicarte que vuelvas a mi nunca más, aunque malgaste mis horas en otras pieles que no me hagan sentir absolutamente nada, mis caricias ya no serán tuyas, aunque repita tu nombre a otras mujeres tu no me volverás a escuchar decirlo, si es que has decidido olvidarme, yo haré lo mismo, aunque sé que no lo conseguiré, pero eso tú no lo sabrás…

No, porque ya no puedo seguir desgarrándome la voz para que me escuches, porque mi corazón esta latiendo solo sin que el tuyo lo acompase, porque aunque el orgullo no sea buen compañero debo tener un poco de dignidad y dejar de rogarte, porque aunque muera por saber como estás, no volveré a preguntar, y así pase la vida sangrando por tu desamor, no escucharás un te amo más de mi garganta que se ha quedado seca de tanto gritártelo sin que lo logres entender, si has decidido darte la media vuelta, tomaré el otro rumbo para no volvernos a encontrar…

No, porque tus lamentos no me consuelan el dolor, porque mis brazos ya están cansados de esperarte, porque sé que aunque no lo creas, otro amor me podrá dar lo que tu me has negado, y aunque yo me quedé vacío de tanto amarte, y las ilusiones todas te las entregué, y en tu acento encontré mi patria, habrá alguien que me cure las heridas y me vuelva a poner a pie, y no es que haya dejado de amarte, pero algún día lo lograré, y si fracaso en el intento al menos tu no sabrás que aunque pasen los años, yo sigo llorando tu ausencia y tu desamor…

No, aunque me muerda los labios no tendrás otra reacción cariñosa de mi parte, porque cada vez que me dices que no, mi sangre se pasma recorriendo mis venas, porque el dolor se me agranda cuando me desespero que no entiendas lo que me haces falta, pero si estás segura que esto es lo que tu quieres, aunque me arranque la vida, no volveré a llamarte, aunque deba golpearme contra la pared para que no sepas que aún te amo, no importa más, ya todo cuanto tenía lo perdí, al menos rescataré lo poco del aliento que me queda sin ti…

No, de las cenizas de nuestro amor no resurgirá el sentimiento, porque has llamado al viento para que las barra de mis emociones, porque quieres terminar de matar lo que nos queda, aquí tienes mi espada para acabarlo, echaste a andar la ruleta al todo o nada, y ganó la nada, y bien sabes que ni triunfas tú, y pierdo yo, pero el tiempo te hará comprender, que lo que una vez tuviste conmigo no lo volverás a tener, y quizá entonces quieras regresar, y me buscarás por todos los rincones, y preguntarás por mis lágrimas y tal vez entonces ya no me encontrarás…

No hay comentarios.: